FANDOM


-Cuando Soberbia terminó de decir eso, Fuego y Metal se quedaron pensando a quién amará ahora.-

Metal: Pues, pienso que ella te ama a ti, si no te amase, te hubiese golpeado cuando pasó eso.

Fuego: Por favor, no creo.

Soberbia: Pues, créelo.

Fuego: ¿Cómo se supone que me enteraré de eso?

Metal: ¿Qué tal si dejas una carta o algo?

Soberbia: Meh, eso es cosa de niños, díselo y ya.

Fuego: Bueno... aquí vamos.

-Él va investigando y preguntando en dónde está ella, finalmente le encuentra en el patio, sentada mirando el paísaje, él se acerca a ella.-

Fuego: ¿Puedo acompañarte?

Espíritu: Pues, claro, no hay problema.

-Él se sienta junto a ella y ambos quedan en silencio un largo tiempo, hasta que ella pregunta algo.-

Espíritu: Quería preguntarte, ¿cómo te sentiste cuando ocurrió ese accidente con el beso?

Fuego: Yo... no sé cómo decirlo.

Espíritu: Heh, yo admito que fue bueno.

Fuego: -Nervioso- ¿Ah sí? Yo quería decirte algo.

Espíritu: ¿Qué cosa?

Fuego: Pues... ¿recuerdas que yo te "trataba mal", no? Es que... quería ocultar algo.

Espíritu: ¿Qué querías ocultar? 

Fuego: Eh... bueno, ¿qué rayos? Que te amo.

-Ambos quedan sonrojados y nerviosos, quedaron callados-

Fuego: Lo lamento... tienes derecho de odiarme.

Espíritu: ¿Me amas? Vaya... yo también, no te preocupes.

-Ya no saben que hacer, ella decide romper el hielo besándole, se quedan besando un largo tiempo.-

Soberbia: -Pasa por ahí y ve la escena- ¡¿Qué?! ¡Metal, mira!

Metal: Lo consiguió... finalmente consiguió quedarse con ella.

-Dejan de besarse y se sonríen-

Espíritu: Ahora, eres cercano a mí, ¿verdad? Creo que te confesaré algo, mi nombre.

Fuego: Debe ser bonito.

Espíritu: Es un infierno. Mi nombre es Na... -es interrumpida ya que un compañero de ellos llega a informar algo-

Alquimista de Agua: ¡Líder! Tengo que informarle algo, se han encontrado más anomalías por la zona, ¿qué opina usted?

Espíritu: Debemos ir allá cuanto antes, prepárense.

Soberbia: Holaaaa, pájaros del amor.

Metal: ¿Qué tal su beso, eh?

Fuego: ¿Qué? ¿nos estaban viendo?

Soberbia: Sí, los vimos, ahora pueden considerarse novios.

Espíritu: Dense por muertos, pero ahora, vamos a la misión, han crecido plantas enormes por las calles.

-Iban hacia la escena en donde están esas plantas, ella agarró su espada y comenzó a cortar esas plantas, las cuales desaparecieron poco después.-

Fuego: Qué raro, ¿desaparecen?

Metal: Sí, desaparecen, tal vez un alquimista rival hizo eso.

Soberbia: Debemos encontrarle y detenerle.

-Continuará. :v-